RELACTANCIA

Publicado el 10 octubre, 2012 · Publicado en Lactancia

La técnica para la relactancia puede ser natural y farmacológica con lactogogos

  1. RELACTANCIA NATURAL: El éxito de la relactancia se alcanza con el apoyo y la habilidad del profesional, junto con la estimulación adecuada de la mama por parte del bebé, y la motivación materna.

Cuanto más tiempo y más frecuentes sean las tomas al pecho, más leche se producirá. Para extraer eficazmente la leche, el niño necesita un buen agarre al pezón materno para estimular los senos lácteos (10).

Los niños que no han succionado nunca del pecho materno o se han acostumbrado a chupar de un biberón o chupete, necesitan ayuda extra para aprender a tomar el pecho en su boca y mamar eficazmente (11,12) (suplementadores, jeringas…).

  1. RELACTANCIA FARMACOLÓGIGA CON LACTOGOGOS: Los lactogogos o galactogogos son medicamentos u otras sustancias que aumentan  o ayudan a mantener la lactancia materna.

Los lactogogos pueden ser naturales o farmacológicos

Los naturales suelen ser plantas medicinales que aumentan la producción de leche materna, aunque la mayor parte de ellas no se han evaluado científicamente. Las plantas medicinales más utilizadas como galactogogos son:

  • Fenogreco (Trigonella foenum-graecum): pertenece a la familia de los guisantes. La FDA lo considera segura de manera general, y es eficaz tras 24-48 h. No debe de usarse durante el embarazo y hay que tener cuidado con las lactantes diabéticas porque reduce la glucemia basal, y con las asmáticas, porque aumentan los síntomas.

La dosis recomendada es de  3 cápsulas 580- 610 mg/8 h (13,14,15). (Marca Arkocápsulas®)

  • Cardo Santo o cardo bendito (cnicus benedictus): Pertenece a la familia de las  asteráceas. La FDA lo considera seguro.

La dosis recomendada es de 3 cápsulas 325-390 mg/ 8 h (13,14).

  • Cardo lechal o cardo de Santa María (Silibyum mariano): ampliamente utilizado en Europa, pero carece de estudios, aunque la Asociación Americana de productos herbarios indica que se puede consumir con seguridad.

La dosis recomendada es de 550 mg/12 h. (Promilk sobres ®)

  • Ricinus comunis: es un producto homeopático que ayuda a aumentar la producción láctea. La concentración de uso es 5CH, ya que a concentraciones mayores puede producir hipogalactia.

Dosis recomendada 3 gránulos/8 h ( se puede dar hasta 5 veces al dia)

Los farmacológicos son medicamentos que producen un aumento de la prolactina. La mayoría de estos medicamentos se emplean para tratar distintas enfermedades, y el aumento de la prolactina es un efecto secundario, Estos fármacos son mucho más eficaces que las plantas medicinales, y su eficacia ha sido probada en numerosos estudios. Los fármacos utilizados son:

  • Metoclopramida (Primperan®), es la medicación mejor estudiada y más comúnmente utilizada para inducir o aumentar la lactancia. Es antagonista de la liberación de dopamina en el SNC que aumenta los niveles de prolactina (16). No modifica la composición de la leche materna (17), pero si produce un aumento de la misma (18).

La dosis habitual es de 10-15mg/8 h, durante 7-14 días, con disminución progresiva hacia los 5-7 días.

Hay que suprimir el fármaco si aparecen efectos extrapiramidales

  • Domperidona (Motilium ®), similar a la metoclopramida, aunque no atraviesa la barrera hematoencefálica ocasionando menos efectos secundarios (19).

             La dosis habitual es de 10-20 mg 3-4 veces al día durante 3-8 semanas

  • Existen otros fármacos que producen aumento de prolactina como: Sulpiride, clorpromacina, hormona de crecimiento humano y hormona liberadora de Tirotropina. Sin embargo por el coste (20,21) y por los efectos secundarios (22,23) no se utilizan en la práctica diaria

Autor: Lola Serrano Raya (matrona)

Este artículo recibió el premio a la mejor comunicación oral del congreso de matronas de la Comunidad valenciana 2010