MADRINA DE LACTANCIA: una vía para el soporte emocional de la puérpera lactante

Publicado el 11 octubre, 2012 · Publicado en Embarazo, Lactancia

Cada vez que nace un bebé, nace una MADRE.
El niño tendrá a su madre, pero la madre “recién nacida”: ¿ a quién tendrá?
En el mundo occidental ya no tenemos a nuestro alrededor una red de mujeres que nos apoye y guíe como en el pasado. Toda mujer puérpera necesita la presencia de un sostén efectivo. Esto debe ser una prioridad ,no un lujo.

¿Qué pasa cuando la recién parida vuelve a casa?

Con demasiada frecuencia termina sola en casa con el niño.

No es de extrañar que se sienta insegura, agotada y a veces un poco abandonada. No es bueno que una madre tenga que pasar casi todo el día a solas con su bebé.

Cuando le duelen los puntos, sangra, siente molestias en los pechos y pezones y el bebé no para de llorar, cuando el sudor se mezcla con las lágrimas, cuando la responsabilidad parece insoportable y dormir por las noches es apenas un vago recuerdo de la juventud. Cuando las cosas no van bien. Cuando no tiene a quién pedir consejo. ¿Qué puede hacer, a quién recurrir?

Una mujer puérpera necesita la compañía y disponibilidad de otra persona que no interfiera ni haga abuso de autoridad, que no juzgue ni se entrometa, pero que esté presente… UNA MADRINA

¿QUÉ ES UNA MADRINA DE LACTANCIA?

La Madrina es una madre que, habiendo recibido apoyo para amamantar a su bebé en un taller de lactancia, se ha quedado en el mismo para ayudar a su vez a otras mujeres.

La Madrina ha recibido en el Taller de Lactancia:

  • información adecuada y soporte emocional

  • ha experimentado y vivido el apoyo madre a madre

  • ha disfrutado de una lactancia exitosa (no exenta de altibajos y momentos de duda pero siempre llena de renovadas superaciones)

Una posible definición de MADRINA sería:
MADRE que ACOMPAÑA y apoya a OTRA MADRE y a su familia, en su decisión de amamantar al bebé que va a nacer, desde las últimas semanas de gestación hasta que se incorpora con su bebé al Taller de Lactancia. Las cualidades de una madrina de lactancia son:

COMPROMISO para acompañar
APOYO en el camino a recorrer
CONFIANZA en su experiencia y saber
DISPONIBIIDAD con ilusión y efecto
GENEROSIDAD para dar su tiempo
EMPATIA para ponerse en lugar del otro

Su trabajo consiste en:

  • Apoyar a la madre para que pueda superar las dificultades específicas o crisis en la confianza

  • Relación de ayuda a través de una actitud de escucha activa y empática.

  • Canalizar a la familia hacia sanitarios formados en lactancia materna cuando sea necesario.

  • Reforzar la confianza de la mujer en su habilidad natural para amamantar y tomar sus propias decisiones.

¿Cómo funciona la relación madrina/ ahijada?

La madrina de lactancia se compromete a:

  • Interesarse por la formación de su ahijada.

  • Saber su fecha probable de parto y establecer contacto con ella en ese período.

  • Una vez nacido el bebé la llamará por teléfono para hacer el seguimiento y estar a su disposición.

  • En caso de existir o detectar un problema, la derivará a la Matrona o al Taller de lactancia.

La ahijada se compromete a:

  • Acudir las últimas semanas de su embarazo al taller de lactancia para conocer al resto de madres.

  • Avisar a su madrina de que ha parido y como se encuentran ella y su bebé.

  • Podrá contar con su madrina y el apoyo del Taller siempre que lo desee y necesite.

La madrina es un eslabón fundamental dentro de la cadena de apoyos de la LM, junto con el voluntariado hospitalario, las matronas y los Talleres de Lactancia