EL MASAJE INFANTIL: EL PODER CALMANTE DE LA CARICIA

Publicado el 2 noviembre, 2012 · Publicado en Masaje

AUTOR: LOLA SERRANO RAYA

INTRODUCCION:

El tacto es el primer sentido que se desarrolla. Es también el medio de comunicación predominante en el bebe. Todos los niños responden al modo con que se les mueve, toca y acaricia. Acariciar, acunar y abrazar a los bebés es lo más natural del mundo para los padres. El masaje no es más que una extensión de ese deseo de tocar y proporcionar bienestar. No sólo es una experiencia placentera que une a los padres con sus hijos; también anima al bebé a ser receptivo y sociable (1)

El masaje es el arte original de “frotar bien”, de crear soltura y relajación a través de todos y cada una de las partes del cuerpo; se trata de una forma ampliada de tacto, que, desarrollada mediante el adiestramiento y la practica, nos proporciona un mayor conocimiento y comprensión sobre el bebe.

El masaje supone una respuesta constructiva  y gratificante a las necesidades de contacto físico  que tiene un bebe, una respuesta que proporciona diversos beneficios y le asegura el permanecer relajado, grácil y suelto en sus movimientos.

El masaje estimula los sistemas circulatorios e inmunologicos, además de beneficiar al sistema respiratorio y al digestivo. Estimula el desarrollo del bebe y le aporta un equilibrio perfecto, a medida que este va fortaleciendo y mejora su coordinación (2)

Por tanto, practicar y enseñar a los padres con regularidad las técnicas de Masaje Infantil, nos permite obtener múltiples beneficios para la salud y el desarrollo tanto físico como emocional del bebe.

El Masaje Infantil es una antigua tradición en muchas culturas; desde África hasta la India, desde  los Mares del Sur al Océano Ártico, el masaje forma una parte integral de los cuidados y atenciones que se le ofrecen al recién nacido, y en la actualidad esta siendo redescubierta  por Occidente.

LOS BEBES PRECISAN NUESTRA PROXIMIDAD:

La existencia en el seno materno, es una experiencia muy rica en todos los aspectos. A los oídos del feto llegan sonidos y ruidos que lo arropan y que le hace sentirse seguro; sin embargo, la experiencia más fuerte de un feto en el vientre materno es la sensación de movimiento constante (1)

El cálido y suave cuerpo de la madre le ofrece al feto apoyo, protección e intimidad. Un cuerpo que les da masajes en la oscuridad, mientras que la madre camina, se mueve o se agacha. El feto vive también el fluir de la respiración materna como un roce de suave brisa.

Sin embargo, el nacimiento pone fin a este paraíso y el bebé pasa a un espacio vacío y frío. Según Shakespeare  “Lloramos al nacer porque entramos en este gran escenario de locos” (Rey Lear)…

El bebé esta preparado para la vida fuera del útero materno, pero no para encontrase solo de repente. Precisa una cercanía corporal y una dedicación para ganar confianza en el mundo tan extraño que lo rodea.

El primer contacto corporal del bebé con su madre es a los pocos segundos del nacimiento, por ello acoger al recién nacido, acariciarlo y hablarle le hace sentir seguro ante la inmensidad del espacio.

En los primeros meses de vida el bebé se va “desenroscando” de su posición fetal, y al hacerlo, extiende los músculos, abre sus articulaciones y coordina todos sus movimientos. El Masaje Infantil es, por tanto, lo mas apropiado para estos meses de formación, ya que suministra una fuerza cohesionadora que estimula la coordinación muscular y la flexibilidad necesarias, ayudando al bebé a desarrollar sus actividades y capacidades físicas con la coordinación adecuada.

En ningún momento de la vida será probablemente el Masaje Infantil más beneficioso, ni tan bien recibido como cuando el bebé prepara su cuerpo para adoptar posturas erectas o ejercitar su movilidad.

Durante esta etapa de la vida el bebé necesita un contacto físico continuo. Masajear con regularidad al bebé da la oportunidad de conocerlo mas a fondo, saber continuamente como se encuentra y descubrir las zonas de su organismo que acostumbran a originarle incomodidad, dolor o tensión.

VENTAJAS DEL MASAJE INFANTIL:

Entre las principales ventajas que nos aporta el Masaje Infantil (2) hay que destacar:

  1. Ayuda a reforzar y a regular las funciones respiratoria, circulatoria y gastrointestinal; solucionando a menudo, a través de la estimulación, las incomodidades producidas por cólicos y gases (Cólico del lactante).

  2. Ayuda al bebé a relajarse y le alivia del estrés que produce encontrarse cada día con cosas nuevas. Se le ayuda a descubrir al bebé las tensiones que se producen en su cuerpo y a relajarse en respuesta al placer del masaje.

  3. Intensifica la comunicación entre el bebé y las personas de su entorno y facilita a los padres el permanecer “en contacto”, con las expresiones no verbales del bebé.

  4. El contacto corporal mejora la relación entre ambos hemisferios cerebrales; por tanto, fomentan la inteligencia y creatividad del bebé.

Los bebés que reciben masajes (1) regularmente son:

  • Más atentos y curiosos

  • Desarrollan mas células cerebrales

  • Tienen mayor capacidad de resistencia al estrés de cualquier tipo

  • Muestran mayor confianza en sí mismos

  • Confían mas en su entorno

  • Ríen antes que los bebés que no los han recibido

  • Tienen una relación más íntima con sus padres.

 EL MASAJE INFANTIL Y LOS BEBÉS CON PROBLEMAS:

En los recién  nacidos con alguna discapacidad, prematuros y en aquellos que han tenido un trabajo de parto largo y laborioso, deben recibir un masaje tras el parto lo antes posible.

En el caso de bebés prematuros, el inicio de esta técnica debe iniciarse en la mayor brevedad posible. Los prematuros tienen un sistema nervioso bien desarrollado, que se ve expuesto a alteraciones importantes  por causa de intervenciones sanitarias que precisan, y que determinan un importante gasto energético para sus cuerpecitos.

Desde 1975 en EEUU se ha introducido un programa de estimulación de los nervios sensitivos en los prematuros, y se ha comprobado que se favorece en un 47% el aumento de peso de estos bebés (3). Al mismo tiempo se ha comprobado que son bebés más despiertos y activos, reaccionan mejor al lenguaje, muestran una mejor coordinación muscular, sufren menos complicaciones  y abandonan el hospital aproximadamente unos seis días antes de media que el resto de los prematuros.

Ante bebés discapacitados, como ciegos y sordos, estos fortalecen su cuerpo y su autoconciencia mediante el Masaje Infantil, mostrando una mayor vivencia de su cuerpo a pesar de su discapacidad.

¿CÚANTO DEBE DURAR UN MASAJE?

En los recién nacidos, al principio no hay que superar nunca los cinco minutos de masaje. Lo mismo se podría decir en el caso de bebés débiles o con algún problema de retraso mental. En esos casos hay que ir aumentando gradualmente el tiempo de masaje, pero siempre en función del bienestar del pequeño. Los bebés sanos soportan bien los 5 ó 10 minutos de masaje inicial, pero se puede ir alargando ese tiempo hasta llegar a los 20 min (1).

En lo que se refiere a la duración e intensidad del masaje, hay que dejarse orientar por el bebé. Si le gusta, se puede alargar el tiempo de masaje, pero si se mueve o lloriquea, lo mejor es abandonar el intento y dejarlo para otro momento del día.

LA TÉCNICA DEL MASAJE:

El masaje se inicia siempre por los pies hasta terminar en la espalda . Se da al contrario que los masajes deportivos, que deben de transportar los productos del metabolismo al torrente circulatorio, el masaje infantil pretende conseguir relajación y calma.

Los efectos del masaje  van a depender de cómo se trabaje con el bebé:

TRANQUILIZANTE

EXCITANTE

Masaje lento

Movimientos hacia fuera

Presión suave

Masaje rápido

Movimientos hacia dentro

Presión fuerte

Los movimientos del  masaje sirven para alejar energías acumuladas. Se puede trabajar con las dos manos, en la espalda, pecho y abdomen, o bien utilizar una mano para sujetar al bebé, por los brazos  o piernas. Si se aplica el masaje con una sola mano, la otra debe estar siempre sobre el cuerpo del pequeño para cerrar así el círculo energético (4).

Durante el masaje es muy importante percibir íntimamente al bebé. Hay que moverlas manos con atención, con movimientos suaves y lentos (5).

El bebé debe estar totalmente desnudo y sobre una superficie mullida que le aporte calor, ya que el bebé no debe experimentar jamas la sensación de frío. En verano, el masaje, se dará al aire libre, si es posible, y acto seguido se dejará al niño al sol, desnudo.

El masaje se da con aceite que previamente ha sido entibiado o se calienta en la mano. Los aceites a utilizar deben ser naturales (de almendras dulces, de coco, de avena, incluso el de oliva), dejando de lado los aceites minerales. En la India, las  mujeres emplean el aceite de mostaza en invierno y en verano el de coco (8).

El bebé debe estar en ayunas, por tanto el masaje no debe de darse inmediatamente después de una toma de pecho o biberón.

Al masaje debe seguirle un baño que completará el efecto relajante profundo, y permitirá que la piel elimine del cuerpo el aceite no absorbido.

El masaje se dará durante la mañana y puede repetirse a la tarde, antes del sueño.

Finalmente la persona que dé el masaje debe estar sentada en el suelo, con las piernas extendidas, espalda bien derecha y hombros distendidos. Masajear al bebé sobre una mesa, con la madre de pie o sentada en una silla, es perder el significado profundo. Es perder el beneficio…

El masaje infantil está desaconsejado (7) en las siguientes situaciones:

  • Cuando el bebé tiene fiebre alta y/o una infección aguda (Bronquitis)

  • Cuando los ganglios linfáticos estén inflamados

  • En el caso de enfermedad que no haya sido totalmente diagnosticada por el Pediatra.

  • En el caso de hemorragias internas y externas.

ALGUNOS CONSEJOS:

  • Si el bebé está resfriado, un masaje desde el inicio de las cejas y a lo largo de las aletas de la nariz hacia abajo, favorecerá la salida de las secreciones nasales.

  • La musculatura de la boca ejerce un gran trabajo en el bebé que lacta a pecho, para conseguir su relajación es necesario estirar con suavidad las comisuras de la boca y masajear la zona superior e inferior del labio.

  • El masaje suave en las orejas, activa los impulsos nerviosos, lo que provoca el bienestar y la alegría del bebé.

  • Si el bebé sufre de cólico del lactante, hay que dedicar más tiempo al masaje del abdomen y utilizar aceite de melisa o camomila.

  • No hay que tomarse nunca prisa para un masaje infantil

  • Es mejor un masaje parcial con calidad que un masaje corporal global a la carrera.

 A MODO DE CONCLUSIÓN:

El Masaje Infantil consigue una relación armoniosa del bebé con su entorno, fomenta el crecimiento corporal y activa la capacidad autocurativa del bebé, un aspecto muy importante en esta época de gran tecnificación (6).

Si el Masaje Infantil se aplica de forma regular es una excelente medida protectora contra las enfermedades.

La constancia, el ritmo y la regularidad son fundamentales a la hora de dar un Masaje Infantil. Convertir el masaje en un factor de compañía constante en la vida del bebé,  permite notar su eficacia sobre todo en las fases de desarrollo del niño, cuando es más fácil que aparezcan enfermedades, rebeldía y nerviosismo (7).

Es triste que debamos volver a aprender como se toca y se acaricia a otro ser, cuando en muchas culturas la situación es totalmente diferente, ya que los contactos corporales entre madre e hijo desempeñan un papel esencial en dicha relación…

Ser cargados, acunados, acariciados, tocados, masajeados:

cada una de estas cosas es ALIMENTO para los niños pequeños,

tan indispensable, sino más, que vitaminas, minerales y proteínas.

Si al bebé se le priva de todo eso

Y del olor, del calor, y de la voz que tan bien conoce,

el niño, aunque esté harto de leche,

SE DEJARA MORIR DE HAMBRE…”

(Frèdèrick Leboyer)

SHANTALA: Un arte tradicional el masaje de los niños

BIBLIOGRAFIA:

1.- Leboyer L. Shantala. Un arte tradicional el masaje de los niños. Edicial. Buenos aires 2001.

2.- Schneider V. Masaje infantil. Ed Medici. Barcelona 1994.

3.- Manzo V. MASAJE AYURVEDA para Bebés y Niños (SHANTALA). 2006.

4.- Maziero E. Shantala 1.doc. Emule. Editora Manchete. Portugal. 2003

5.- Brazileiense C. Shantala.doc. Emule. Portugal. 2006

6.- Mathieu M. Masaje Infantil, el contacto natural. Ed Medici. Barcelona 2000

7.- Walker P. El masaje de los niños. Ed Integral. Barcelona 2000

8. -Selby A. Aromaterapia. Ed Oniro. Barcelona 1997